Defiende tus creencias religiosas

1182

Note que en ningún lugar de la Biblia encontramos a Saulo (Pablo) teniendo ningún otro tipo de encuentro con Jesús antes de la crucifixión y resurrección de Cristo. Saulo nunca se encontró con Jesús mientras Cristo caminó en la tierra y sin embargo Jesús le indicó que este asunto de perseguir a los cristianos era personal: Si persigues a mis seguidores, mi iglesia, entonces me estás persiguiendo a mí. Lo mismo es cierto para nosotros hoy. Jesús nos dijo: “Si el mundo los aborrece, tengan presente que antes que a ustedes, me aborreció a mí… Si a mí me han perseguido, también a ustedes los perseguirán” (Juan 15.18, 20).

Así que no se sorprenda cuando alguien le ataque porque es cristiano, porque es seguidor de Cristo. Nuestro Salvador nos dijo que esto ocurriría. Las personas comprometidas con los caminos del mundo aborrecen a Jesús y, por lo tanto, nos aborrecen a nosotros porque su Espíritu vive en nosotros.