Más que inteligente, ¡sé sabio!

642

Sabiduría no es lo mismo que inteligencia. La Real Academia Española define la palabra sabiduría como la «conducta prudente en la vida o en los negocios». Conducirse prudentemente no solo requiere de inteligencia, hace falta juntar la experiencia con el conocimiento y el buen juicio. Una persona puede no tener muchos años de estudio escolar, pero ser una persona sabia.

Cuántas personas conocemos que, a pesar de ser muy inteligentes, hacen cosas muy necias. No todos los inteligentes son también sabios. Salomón era sabio; y esa sabiduría le permitió acumular una cantidad de riquezas como la que el mundo no ha podido volver a ver jamás. Si quieres que te vaya bien en la vida, debes adquirir sabiduría.

Salomón dice: Adquiere sabiduría y buen juicio; no eches mis palabras al olvido. Ama a la sabiduría, no la abandones y ella te dará su protección. Antesque cualquier otra cosa, adquiere sabiduría y buen juicio. Ámala, y te enaltecerá; abrázala, y te honrará; ¡te obsequiará con la más bella guirnalda y te coronará con ella!